ARTÍCULO·Euskeras, País Vasco

Mesedez, euskeraz berba egin daiteke? Por favor, ¿se puede hablar en euskera?

NOTA.- Que no se preocupen quienes desde dentro y fuera del País Vasco piensan que el castellano corre peligro aquí. No, de eso nada. En estas breves líneas que he traducido de mi original en euskera lo comprobarán. Después, va la versión en vascuence, para AL MENOS dos o tres cuentas vascohablantes que me siguen. Y para que si alguien siente curiosidad, eche un vistazo al escrito en euskera; eso, sólo pasar la vista. Así entenderá por qué se habla tanto catalán, gallego, valenciano, etc., y tan poco vascuence. 192 palabras la traducción al castellano. Soy “raro” hasta en esto: aprecio las dos lenguas en igual medida. Lo digo porque conozco fundamentalistas de cada una de ellas. Remitida hace mucho tiempo en euskera a dos diarios del País Vasco-navarro que lo elogian… casi siempre en castellano. Berbarik ez (ni palabra, que no me contestaron ni para decir que no).

     País Vasco, al parecer el país del euskera (éste es el significado más genuino de “Euskal Herria”). ¿Sí? Veamos: ¿no han sentido, amigos, miradas de sorpresa al entrarle en euskera a un desconocido? “Sin avisar.” ¿Qué, pues, hay necesidad de “avisar”? ¿Es el euskera swahili en el país del euskera?

      Hice un viaje con una amiga de Gernika hace unos años. Primera parada, la vizcaína Orduña. Mi amiga y yo entramos en una cafetería. Ella, gernikarra (guerniquesa), con total naturalidad, pidió el café en euskera: “Aizu, mesedez, kafe laburtxue.” “(Oiga, por favor, un café cortito).” El camarero le respondió: “Aquí, en euskera, no.” Al tono de la frase le chorreaba displicencia. Si hubiera dicho “lo siento, pero no sé euskera” habría sido otra cosa. Pero no, “aquí (o sea, en el País Vasco), en euskera, no.” Punto.

      Mi amiga es de buen carácter, y seguidamente le pidió en castellano el café al camarero irrespetuoso, además con una noble sonrisa. He aquí la situación que vivimos: en el País Vasco, incluida la vertiente cantábrica, los vascohablantes tenemos que pedir permiso a cualquiera para emplear el euskera: “Por favor, ¿se puede hablar en euskera?”

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

         Euskal Herria, antza denez euskararen herria (hau da Euskal Herria hitzaren esannahia). Bai? Ikus dezagun: ez dituzue sentitu, lagunok, harridurazko begiradak ezezagun bati zer edo zer esan diozuenean euskeraz? “Abisatu barik”. Zer ba, “abisatu” beharra dago? Swahilia da euskara euskararen herrian?

              Gernikako emakume lagun batekin bidaia bat egin nuen orain urte batzuk. Lehenengo geldiunea, Urduñan. Laguna eta biok kafetegi batera sartu ginen. Berak, gernikarrak, naturaltasun osoz, euskeraz eskatu zuen kafea: Aizu, mesedez, kafe laburtxue”. Zerbitzariak erantzun zion: “Aquí, en euskera no”. Esaldiaren tonoari euskararekiko displizentzia zerion. Esan izan balu lo siento, pero no sé euskera” beste gauza bat izango zatekeen. Baina ez, aquí, hau da, Euskal Herrian, en euskera no”. Kitto.

            Nere laguna izaera onekoa da eta jarraian gaztelaniaz eskatu zion kafea zerbitzari irrespetuosoari, gainera irribarre noble batek lagunduta. Hona hemen bizi dugun egoera: Euskal Herrian, Kantauri itsasoaren isurialdean ere bai, euskaldunok edonori eskatu behar diogu baimena euskera erabiltzeko: Mesedez, euskeraz berba egin daiteke?”

Anuncios